Breves

¡Delega, que quiero ver a mi familia!

Manuel Rodríguez. Tengo innumerables amigos y familiares que tienen jornadas laborables interminables. Esto deja ver claramente dos conflictos: la productividad laboral es evidentemente baja, porque tenemos jornadas laborales más largas que el resto de los países desarrollados, y producimos menos. Y lo que es más importante, tenemos menos tiempo para disfrutar de nuestra familia.

Pues bien, estas largas jornadas laborables son fruto de la duplicidad de trabajo. Son innumerables las empresas en las que se hacen por partida doble los mismos trabajos, los que una tarea se supervisa una y dos veces por diferentes personas. Tenemos que informar hasta en lo más mínimo a nuestro jefe, y éste al suyo, el otro al de más allá.

Delegar, ésta es la solución. Sí, tan simple (y tan difícil) como eso. En las compañías se tendrían que dar cursos de delegar. Una organización donde se sabe delegar y se confía en la responsabilidad individual de cada empleado hace que aumente su productividad exponencialmente. Y sí, hay que supervisar, y a esto hay que dedicarle tiempo, pero cuando se empieza a desarrollar una relación entre jefe y empleado, marcada por una delegación eficiente cada vez se necesita menos supervisión y aumenta su interacción y productividad.

A continuación os voy a mostrar los aspectos que hay que tener en cuenta para delegar eficientemente, pero antes, quiero diferenciar dos conceptos, delegar y mandar.

Mandar, es teledirigir a una persona para que realice una tarea. Le ordenas la tarea y le explicas cómo y cuándo debe hacerla. La persona que es mandada simplemente debe ejecutar la orden, y después tiene que ser supervisada, en ningún momento aporta nada al proceso, simplemente ejecuta. Mandar a la larga no es productivo.

Delegar, es confiar en otra persona para que logre un objetivo. No consiste en informarle de la tarea que tiene que hacer, sino en el objetivo que se persigue. La persona en la que se delega, tiene la obligación de “hacer la tarea suya” y no simplemente ser un reproductor de técnica dada por aquel que le encomendó la tarea. Delegar a corto plazo puede ser menos productivo que mandar, pero a largo plazo sin duda es mucho más productivo.

Lo prometido es deuda, estos son los aspectos a tener en cuenta para delegar con eficacia:

  • Objetivo-resultados: consiste en definir qué queremos lograr, cuál es el objetivo exacto a conseguir. Hay que delimitarlo perfectamente, y tiene que estar perfectamente claro para la persona en la que se delega.
  • Limitación de métodos: hay que delimitar la zona de actuación en la que se puede mover la que va en busca del objetivo. Es importante no delimitar demasiado su campo de actuación, ya que esto no será una delegación sino un encargo. Hay que dar libertad.
  • Medios: debe informarse de todos los recursos que se pueden utilizar para lograr el objetivo. Recursos económicos, recursos humanos, recursos materiales…
  • Evaluación: hay que calificar tanto la consecución del objetivo, como del proceso. La persona en la que se va a delegar debe conocer cómo se evaluará su actividad antes de comenzarla.
  • Consecuencias: hay que informar de las consecuencias, tanto positivas como negativas que tiene la delegación de esa tarea. Si va a haber recompensas posteriores, si va a cambiar su situación dentro de la institución después de la tarea delegada.

“En lo esencial: unidad,
En lo opinable: libertad
Y en todo: caridad”

San Agustin

Muchas empresas tienen demasiado delimitada su forma de hacer las cosas, y terminan mandado tareas. Ésta es la mejor manera de no progresar y de no dejar que los profesionales aporten sus conocimientos para optimizar los procesos.

Creo que si se contrata a un profesional debes dejar que se desarrolle dentro de la empresa y darle la máxima libertad para que desarrolle métodos y formas nuevas para conseguir los objetivos. Y ya os adelanto que no soy el único que piensa así. Os dejo un ejemplo de alguien que ha creado una gran compañía confiando en la libertad de los profesionales.

Manuel Rodríguez
Gestor de talento y oportunidades
SDI GRUPO ANIMÁS
http://entrenadoparavivir.blogspot.com.es/ 

¡Os animamos a que comentéis el artículo!