Editorial

10 Consejos para convertir un jefe en un líder

Pasar de ser un jefe o un gestor a un líder para conseguir que la gente le quiera seguir no es un cambio que se logre en una hora, pero tampoco es un territorio reservado solo a unos pocos elegidos.

La voluntad de mejorar y crecer es el primer paso del viaje de la transformación y aquí os dejo diez reflexiones para que os acompañen en esa interesante travesía

  • Nadie es nunca lo suficientemente bueno. Fórmate y nunca pierdas el hambre por aprender y mejorar.
  • Trata a tu gente como te gustaría como tu jefe te tratara a ti. La empatía es una herramienta muy útil.
  • Sin pasión por sus personas, una organización no podrá desarrollar una verdadera pasión por sus clientes.
  • Ser líder implica estar al servicio del equipo para ayudarles a conseguir sus objetivos.
  • No confundir estar al servicio con servilismo. Hay que ser exigente, leal y defender tus ideas y opiniones tanto hacia arriba como hacia abajo.
  • La humildad y la generosidad ayudan a convertir al jefe en líder.
  • Ser humilde no le hace más débil, sino que trasmite una imagen de seguridad en uno mismo, que te hace ganar la autoridad del equipo.
  • Los valores no son suficientes para ser un buen líder, pero la ausencia de ellos sí garantiza que nunca llegarás a serlo.
  • Si quieres que la gente innove y aporte ideas, no castigues los errores. Ayuda a tu equipo a aprender de ellos.
  • El ejemplo es la herramienta más poderosa que tienes cómo líder. Para ser efectivo tienes que ser coherente entre lo que dices y lo que haces.

Si quieres profundizar puedes consultar el libro “los mitos de Silvia” (http//www.lideditorial.com/novedad/libros/1001742014101/mitossilvia1,htm) donde algunos especialista nos dan una visión concreta y gráfica de lo que he tratado de darte a conocer.

Iñaki Pérez
Socio-Director de BCD
Socio-Director de Dir2
iperez@bcdev.es

¡Os animamos a que comentéis el artículo!